Presentación del organismo Imprimir

Fraternité Charles de FOUCAULD en Burkina Faso

Carlos de Foucauld
Carlos de Foucauld
En 1.997 se encontraron una treintena de personas en el Centro Polivalente de Ouagadougou (hoy Centro Paul ZOUNGRANA) con el objetivo de profundizar en la espiritualidad de Charles de Foucauld. Este encuentro puso las bases de la familia espiritual Charles de Foucauld en Burkina Faso, que hoy reagrupa a una cincuentena de miembros: sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos.

La Asociación Charles de Foucauld surge de esta familia. No tiene ideología política, y quiere, tras los pasos del hermano Charles de Foucauld, llevar una vida de abnegación y de igualdad, y luchar al lado de los "más pequeños", es decir, de los pobres, de las personas vulnerables.

Los miembros, salidos de los cuatro rincones de Burkina, son de profesiones muy diversas. Quieren, en el seno de sus fraternidades respectivas, llevar una vida de convivencia y de ayuda mutua.

La familia espiritual Charles de Foucauld está hoy presente en las diócesis de Ouagadougou, Ouahigouya, Kaya, Fada N'gourma, Bobo-Dioulasso, Déodugou y Koupéla.

El Programa:

Contexto de la zona del Programa:

Burkina Faso es uno de los países más pobres del mundo (el  173 sobre 175 países del mundo según la clasificación del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD) Está situado en el corazón de África del Oeste. De una población interior de alrededor de 11,5 millones de habitantes, más de 9 millones viven de la agricultura y de la artesanía.

En Ouagadougou, capital del país, el 80% de la población  o menos gana su vida en sectores informales. A raíz de la devaluación del franco CFA en 1.993, las licencias que siguen a las privatizaciones salvajes, el débil desarrollo de la industria, la inflación, al menos el 70% de las familias en Ouagadougou llevan una existencia precaria.

Justificación del Programa:

A mediados de los años 80 el mundo fue sacudido por la aparición a la luz pública de una nueva "enfermedad", tachada de incurable: el sida. Ciertas imágenes presentan enfermos, cifras, previsiones sobre la población de riesgo. Las especulaciones más alarmantes tuvieron libre curso. La comunidad científica se compromete a asumir este desafío, y mientras tanto las primeras campañas de información y de prevención comienzan.

Las diferencias aparecen rápido en el seno de la comunidad científica sobre la etiología y la naturaleza de este nuevo mal. Una "minoría disidente" intenta rechazar la tesis oficial sin proponer una alternativa. Con el tiempo, la pandemia de sida se localiza principalmente en el África subsahariana. Se habla hoy de ello como de un problema de desarrollo consecuencia de la pobreza, en un África que no dispone de medios científicos ni materiales. En el año 2.003 se estima que 40 millones de personas en el mundo viven con el VIH, de los cuales alrededor de 2,5 millones de niños menores de 15 años. EL África subsahariana es la región más afectada con alrededor de 3,2 millones de nuevas contaminaciones y 2,3 millones de muertes en 2.003. son unos 26,5 millones de africanos que viven con el VIH, según estimaciones en 2.003. "La epidemia de sida continua extendiéndose, aún no ha tocado techo", explica el Dr. Peter PIOT, primer responsable de Onusida. Actualmente, hay tratamientos farmacéuticos para los portadores del virus. Desgraciadamente, no son accesibles a todos.

ImageYa anteriormente, sin la epidemia de sida, existían grandes diferencias. Por ejemplo, en 1.988 la esperanza de vida se cifraba en torno a los 42 años en África, mientras que era de alrededor de 77 en Occidente. La tasa de mortalidad en nacimientos era de 140 por 1.000 en los países en vías de desarrollo, y de 27 por 1.000 en los países desarrollados. En 1.990 morían 15 niños por 1.000 en los países industrializados, mientras que la tasa era de 79 por 1.000 en los países en desarrollo. Un sondeo de la OMS en 91 países en desarrollo muestra que en 1.970 sólo el 29% de la población tenía acceso al agua potable.

En Burkina Faso, la lucha contra el sida está de actualidad. Algunos centros de tratamiento han visto la luz. Algunas asociaciones y organizaciones están sobre el terreno. En abril y en setiembre de 2.003 el Estado burkinabé ha firmado acuerdos con laboratorios de India y Brasil para la importación de antirretrovirales (ARV) Según estimaciones recientes, de un 7% de afectados se ha pasado a un 6%.

La Fraternité Charles de Foucauld de Burkina Faso no quiere quedarse indiferente ante el deterioro de las personas que viven con el VIH. Espera estar a su lado, para contribuir a crear una dinámica positiva que permita a estas personas tener nuevas perspectivas sobre su problema y sobre la sociedad. Esto pasa por una atención articulada en la acogida, el diálogo, la medicación y la disposición de marcos y espacios de expresión y de compartir.

Objetivos:

Objetivo global.

El objetivo global del Programa es asegurar una atención global a las personas que viven con el VIH. Se trata de contemplar al ser humano en su integridad, el ser humano en sus diferentes dimensiones. Esto incluye personas de todas las edades, y cabe destacar el gran número de niños portadores del VIH, huérfanos de padre o de madre, o de ambos, o en situación de riesgo o vulnerabilidad por su futuro como huérfanos.

Objetivos específicos.

  • Restaurar la confianza en sí mismo y el deseo de luchar en cada beneficiario del Programa a través de  la acogida y primera toma de contacto.

  • Estabilizar la carga viral de cada beneficiario del Programa por la administración de antirretrovirales (ARV).

  • Asegurar a cada beneficiario un programa de salud general aceptable por los cuidados de sus enfermedades oportunistas.

  • Devolver a cada beneficiario del Programa la alegría de vivir, suscitando de una parte una dinámica de grupo, e instaurando de otra parte un clima de confianza con su entorno gracias a las actividades.

  • Atención a los huérfanos y niños en riesgo en el aspecto nutricional, de escolaridad, psico-social y médico.

Resultados esperados:

Imagea)    Resultados cualitativos:

  • Cada beneficiario del Programa encuentra confianza y deseo de lucha a través del espacio de escucha creado.

  • Cada beneficiario del Programa presenta un mejor bienestar físico y psíquico gracias a la medicación y a las resoluciones.

  • La vida de cada beneficiario del Programa es considerablemente prolongada de hecho por la atención llevada a cabo.

  • El VIH-sida no se considera como una catástrofe en sus vidas, sino como una enfermedad crónica..

  • Las personas con VIH no son marginadas.

b)    Resultados cuantitativos:

  • Veinte (20) personas con VIH han encontrado una vida normal.

  • Cinco (5) personas han encontrado un trabajo temporal.

Actividades principales:

1.    Localización de dos casas, equipamiento y funcionamiento.

El centro ambulatorio de la Fraternité Charles de Foucauld de Burkina lleva el nombre de "Centre Wend be ne do" (que significa: "Dios con nosotros")

El centro "Wend be ne do" para la atención de  personas con VIH, con previsión  de atención a muchas más en los dos edificios construidos en planta baja, junto al centre Médical Diocésain de Bam

Los locales serán equipados para las necesidades de administración, acogida y atención. Este equipamiento comprende útiles informáticos, con conexión a Internet para mejor comunicación.

El centro "Wend be ne do" estará provisto de medios de desplazamiento.

2.    Organización del personal.

Aparte de la dirección del centro, el personal estará compuesto por un médico, un psicólogo, un enfermero o enfermera, una persona de  servicio permanente y dos auxiliares.

El médico, especialista en VIH-sida, se desplazará al centro para las consultas. El psicólogo asegurará la atención psicológica de los pacientes. El o la enfermera será más regular que el médico, para asegurar los cuidados normales. La persona de servicio permanente, y eventualmente las auxiliares, se beneficiará de una formación adecuada para asegurar la administración del centro, la acogida de los beneficiarios y el tratamiento de sus expedientes.

Un contrato de oferta de servicio ligará  al médico, al psicólogo y a el o la enfermera al centro, mientras que la persona de servicio permanente y las auxiliares trabajarán en principio de manera desinteresada, siendo gratificados a través de un presupuesto que se establecerá a tal efecto.

El centro dispondrá de recursos para los voluntarios para asegurar diversas prestaciones en beneficio de los pacientes.

3.    Atención a las personas con VIH.

ImageEl centro será dotado de un botiquín para los antirretrovirales (ARV) y los productos para el tratamiento de enfermedades oportunistas. El personal del centro hará prioritaria la escucha, para una buena comunicación, a fin de restaurar la confianza en sí mismos como camino para el bienestar.

Los recursos en fisioterapia serán igualmente utilizados en provecho de los pacientes.

Se organizarán sesiones de compartir entre VHI portadores para instaurar la convivencia entre ellos y permitir a cada uno liberarse de sus complejos.

Se creará igualmente un marco propicio para la búsqueda y acción en vistas a valorar las competencias y aptitudes de los VIH portadores. En efecto, el hecho de ser productivo es una buena razón para sentirse útil en la sociedad, y así tener deseos de prolongar su trabajo,  y,  por tanto, su vida.

Las sesiones de ocio (proyecciones, excursiones, juegos, etc.), conferencias, actividades culturales diversas, serán organizadas en beneficio de los VIH portadores.

Recibirán periódicamente visitas en sus domicilios, de la Fraternité Charles de Foucauld o de otros organismos o personalidades para dejar a un lado la idea de estar aislado. Tendrán asegurada una atención espiritual.